¿Y por dónde empezamos?

portada-2

 

Cuando tomamos conciencia de la cantidad de residuos que generamos diariamente y decidimos reducirlos viene la pregunta:

¿Y por donde empiezo?

Desde mi punto de vista y con una experiencia de sólo unos meses en esto del “zero waste” pienso que hay unas premisas importantes:

  1. Informate de las alternativas, pero no te “empaches”. Hay muchísima información en la red, alguna en tono más positivo y otra muy pesimista. Intenta evitar los artículos de pesimismo total por que desistirás a la primera de cambio, y pensarás que no vale la pena ni intentarlo.
  2. Márcate pequeños objetivos. De la noche a la mañana no vamos a vivir como Bea Johnson o Lauren Singer. No creo que ellas tampoco lo hicieran de un día para otro. Cuando te planteas generar menos residuos y eliminar, principalmente, el plástico de tu vida, verás que lo tenemos tan implantado en nuestras rutinas que parece prácticamente imposible lograrlo. Sin prisa, poco a poco, producto a producto.
  3. Localiza puntos de venta a granel en tu ciudad. Si es en tu barrio mucho mejor, pero si lo tienes lejos siempre puedes hacer una compra al mes, ya que suelen vender productos no perecederos a corto plazo. Las tiendas de barrio en general también suelen vender algunos productos a granel, puedes llevar tus propias bolsas a las fruterías o coger una sola bolsa para toda la fruta y verdura en el supermercado con las etiquetas de cada pesada.

    Cereales a granel en la Comanda
    Cereales a granel en la Comanda
  4. Crea “parcelas” de tu vida en las que trabajar la reducción de residuos y trabaja en ellas por separado. Por ejemplo alimentación, higiene personal, limpieza, trabajo… Sectorizando podrás controlar mejor tus avances. Si no puedes empezar con todo a la par comienza por una de esas áreas y cuando la consigas ves a por la siguiente.
  5. Valora tus logros. Cada pequeño avance es positivo. Ir a comprar el pan con una bolsa de tela toda la vida elimina las 7 bolsas de plástico que te dan en tu horno cada semana, por ejemplo.
  6. Compra artículos de segunda mano. Antes de hacer una compra hazte dos preguntas: ¿lo necesito?¿puedo comprarlo de segunda mano? Hoy en día hay muchas tiendas de segunda mano de todo tipo, ropa, electrodomésticos, artículos para niños,… y un montón de aplicaciones que utilizar como Wallapop, Vibbo… Además conseguirás ahorrar en tus compras.
  7. Reutiliza. Antes de tirar algo a la basura piensa si se le podría dar otro uso o si a otra persona le podría servir, puedes donar o incluso vender de segunda mano recuperando parte de la inversión hecha en su día

    Reducir, reutilizar, reciclar
    Reducir, reutilizar, reciclar

Bueno, pues con estos puntos en la cabeza, yo creo que tenemos una pauta para empezar.

¿Me dejo algo? Se agradecen los comentarios.

 

 

Deja un comentario